CC/ Europa: Comunicación

Esta vez sí, debemos exigir unas elecciones en términos europeos.

¿Qué significa esto? Pues que los partidos nacionales no deben utilizar este momento de debate para hablar de temas domésticos: hay que mirar a Europa y a todos los ciudadanos nos debe quedar claro qué propone cada quién con respecto a la Unión Europea.. Como ciudadanos tenemos derecho, como mínimo, a un debate con los cabezas de lista de los candidatos españoles. Pero vayamos más allá y exijamos un debate a nivel europeo con los candidatos de cada partido a presidir la Comisión Europea. Los medios de comunicación públicos tienen que dar suficiente cobertura, especialmente en prime time porque, como hemos dicho, estas elecciones importan. Si nos pueden emitir MasterChef, ¿por qué no el debate electoral?

Europa es mucho más que la Champions League o Eurovisión.

¿Te has enterado de lo hablado en el Debate sobre el Estado de la Unión, en el que se hace repaso de la marcha de las políticas del continente? Nuestra televisión no ha contribuido a ello; ningún canal, ni siquiera público, hizo la transmisión en directo. Los medios de comunicación deben ser escrupulosos y responsables, no solo en la manera de tratar las informaciones sino también a la hora de dar cobertura a lo políticamente relevante en el continente. Deben entender que no todo son partidos o festivales.

Bruselas no siempre es el ‘poli malo’.

Partidos y gobiernos utilizan frecuentemente a Bruselas como chivo expiatorio y no comunican de manera adecuada lo que ocurre en los Consejos Europeos. Te preguntarás: ¿Y cómo voy a enterarme de lo que ocurre en Bruselas? La UE es de las instituciones más transparentes y eficientes Es decir, existe un empeño en afirmar que Bruselas es un “mastodonte burocrático”, cuando en realidad la Comisión Europea tiene prácticamente los mismos empleados públicos que el Ayuntamiento de Madrid. No te creas todo lo que te vendan, usa los recursos a tu alcance para informarte y comprobar si lo que te dicen es verdad.

La Unión Europea se encarga de más de lo que crees. 

Sin embargo, la comunicación institucional se empeña en demostrarnos que la UE legisla sobre la calidad de las manzanas, la composición de los pesticidas o la forma de los servilleteros de bar. Sin embargo, también nos garantiza unos derechos y es líder en ayuda al desarrollo en el extranjero, por ejemplo.