Eurobarómetro Joven 2014

Por Alejando Barón

Muchos jóvenes europeos siempre se quejan de que no se conoce –o yendo más allá, no se pregunta- cual es la opinión de la juventud. Es decir, cual es su opinión.

Pues bien, en vista del European Youth Event que se celebrará entre el 9 y el 11 de mayo, el Parlamento Europeo ha realizado un estudio preparatorio bajo forma de “eurobarómetro joven” para poder conocer mejor el estado de las inquietudes y demandas actuales  de la juventud europea. No es la primera vez que se lleva a cabo un estudio de estas características, pero la fecha en que se publica es clave.

Pero antes de echar un vistazo al barómetro en sí, conviene hacer una breve reseña apuntando que la encuesta en cuestión es un estudio oficial, limitado, y tiene que ser vista a la luz del momento presente. Desde esta web se conocen las limitaciones y parcialidades de un estudio de este tipo, pero…es mejor que no tener nada, y por eso conviene una lectura seria de los resultados que arroja el texto.

En primer lugar, la encuesta es oficial porque ha sido realizada por el Parlamento Europeo y la consultora TNS (aunque ello no quiere decir que esté cocinada), y por tanto está sujeta a matizaciones y críticas por parte de diferentes agentes sociales con información e intereses diferentes. La sociedad civil siempre tiende, mediante un consenso de datos y opiniones, a desplazar la opinión creada desde las instituciones a un punto diferente. Por tanto, podemos esperar cambios en este sentido.

Segundo, es una encuesta limitada, como todas las encuestas, porque no puede describir toda la realidad. En este caso es limitada por número, como por edad y temas. Conocer la opinión de todos los jóvenes europeos es imposible, y por tanto se utiliza un muestreo que debería de ser representativo (no me voy a meter a discutir una metodología que no conozco). Además, en este caso se toma como edad representativa de la juventud entre 16 y 30 años, algo que en CC/Europa creemos que debería de ser más flexible, teniendo en cuenta que a la luz de la crisis, muchas personas por encima de 30 años conocen condiciones de vida muy similares a las que tenían de más jóvenes, y porque hay actores de más de 30 años implicados en movimientos juveniles. Pero para gustos, colores. Por último, los temas están centrados alrededor de lo que la mercadotecnia política definiría como “con gancho”, y no cubren otros más “serios” o enfocados desde la política de circunstancias.

En tercer lugar, la perspectiva de la crisis obviamente impregna este estudio, aunque por otro lado, es también normal que lo haga, ya que precisamente conocer la opinión en el momento presente. Quizá baste con aclarar que estamos en un momento excepcional, y que como tal, tenemos que tener en cuenta el impacto que ese momento concreto está teniendo en la opinión pública actual. Una pescadilla que se muerde la cola.

Sin ánimo de aburrir a las ovejas, paso a describiros alguno de los puntos importantes de este barómetro.

  1. Juventud y empleo

  • Más de la mitad de los jóvenes europeos consideran que en su país los jóvenes han sido marginados y excluidos de la vida económica y social por la crisis (57%, frente al 41% que no comparten esta opinión). Ello es especialmente agudo en los países del sur de la UE (72% en Italia, 84% en España, 87% en Grecia frente a un 31% en Dinamarca, 34% en Alemania o 50% en Suecia).
  • Aunque la mayoría de los jóvenes europeos (55% contra 42%) considera que el sistema educativo y formativo está bien adaptado a la realidad del mercado de trabajo actual, no es así en once países de la UE. Esta opinión está especialmente extendida en países con altas tasas de desempleo juvenil (Grecia, España, Bulgaria, Eslovenia y Rumania, en particular).
  • Además, a cuatro de cada diez jóvenes europeos (43%) les gustaría trabajar, estudiar o recibir formación en otro país de la UE. En esta aseveración hay que diferenciar a los que querrían ir independientemente de las condiciones en las que se encuentran o los que se ven obligados a hacerlo por culpa de la situación económica en sus países.
  • Ocho de cada diez jóvenes europeos (79%) no han oído hablar de la “European Youth Guarantee”, lo cual refuerza la idea de que hay graves problemas en la comunicación institucional de la UE hacia los jóvenes.
  1. Revolución digital

  • Aunque los jóvenes europeos son grandes consumidores de Internet y de redes sociales, están divididos acerca de su impacto sobre el papel de la democracia: el 46% de los jóvenes europeos consideran que las redes sociales representan “el progreso de la democracia, ya que permiten a toda persona a participar en el debate público“, mientras que el 41% los ve principalmente como un “riesgo para la democracia, debido al uso inadecuado que pueda hacerse de los datos personales“.
  • A pesar de esto, sólo un 9% de los jóvenes desearía trabajar en el sector digital o algo relacionado con este sector.
  1. Futuro de la UE

  • El 70% de los jóvenes europeos consideran que pertenecer a la UE es un hecho positivo en un contexto de globalización.
  • Según un 44% de jóvenes encuestados, el voto en las elecciones europeas es visto por los jóvenes europeos como la forma más efectiva de participar en la vida pública en la UE, por delante de ayudar de forma individual a los más necesitados (35%), tomando parte en los debates políticos sobre los sitios web o medios de comunicación social de las instituciones europeas (23%) y uniendo asociaciones y ONG (23%).
  1. Desarrollo sostenible

  • Los jóvenes europeos creen que desarrollar energías sostenibles es un hecho positivo y la mejor manera (71%) de reducir la interdependencia energética de la UE para con el exterior. En España, este porcentaje llega al 80%.
  • La conciencia ecológica está arraigada en la juventud: tres cuartas partes de los jóvenes separan sus residuos en función de su naturaleza (74%), y aproximadamente dos tercios dice intentar reducir el consumo (65%) y eficiencia del consumo de agua.
  1. Valores jóvenes

  • En cuanto a valores básicos ciudadanos, los jóvenes europeos querrían que el Parlamento Europeo diera prioridad a la defensa de los Derechos Humanos (51%), seguido por la libertad de expresión (41%) y la igualdad entre hombres y mujeres (40%).
  • Un 57% de los jóvenes entrevistados piensa que “su generación se verá el logro de una verdadera igualdad de género “, mientras que el 42% opinan lo contrario. Curiosamente, el país más escéptico con esta idea es Suecia, un país donde la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres es ya un valor socialmente consolidado (un 74% de jóvenes suecos dudarían de que la igualdad de género pueda conseguirse).

No puedo concluir este artículo sin decir, de cara a las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo de 2014 que sería interesante tener un sondeo sobre intención de voto centrado exclusivamente en los jóvenes. Ello ayudaría a medir las sensibilidades políticas presentes en la juventud, y también la fuerza potencial de la abstención entre este segmento de edad.

Para leer el estudio completo, pincha aquí