Campaña para las Europeas: Podemos y VOX

Firma invitada: Cristian Delgado

Encaramos la recta final de la campaña electoral ofreciendo más información sobre las distintas opciones que tenemos los electores de cara a los comicios de este domingo, 25 de mayo. En este caso vamos a analizar dos formaciones, de reciente creación, y que han encarado estos comicios presentándose como alternativa a los partidos tradicionales, y sobre todo, intentando recoger el voto de descontento.

Podemos

Podemos

La candidatura encabezada por el Profesor de Ciencias Políticas, Pablo Iglesias ha presentado un programa basado en la recuperación de la economía, la fraternidad y la tierra; y con la meta de conquistar la igualdad, la libertad y la soberanía. Las encuestas les son favorables, y es que la mayor parte de ellas, les conceden al menos un representante en el Parlamento Europeo, llegando hasta dos en algunos casos. Si bien es cierto que muchas de las propuestas podrían asemejarse a las de Izquierda Unida, tal vez lo más llamativo sea la fórmula de financiación de su campaña.

En un ejercicio de transparencia, Podemos, ha presentado sus “cuentas claras” en las que se detalla cada factura, nómina o concepto, para que todo aquel que lo desee pueda conocer los gastos de la formación. El partido ha basado sus ingresos en una campaña de Crowdfunding, en la que a través de su página web, todos los simpatizantes han podido realizar sus donativos que han servido principalmente para financiar esta campaña. Precisamente las redes sociales han tenido una importancia capital, a la hora de hacer llegar sus mensajes a los potenciales electores, así como para buscar colaboración, que ha servido, entre otras cosas, para que Podemos se ahorre, por ejemplo, el buzoneo de propaganda electoral.

Pasamos ahora al detalle de algunas de las propuestas la formación. En uno de los principales puntos del programa se aboga por eliminar la modificación constitucional que pactaron en su día PP y PSOE, y que está relacionada con la deuda y el déficit público; una decisión que estuvo auspiciada por agentes europeos. Desde Podemos abogan por la derogación de las reformas laborales, la reducción de jornada a 35 horas semanales, y la rebaja de la edad de jubilación a los 60 años. Para todo ello, la formación propone que se recuperen algunos sectores estratégicos de la economía, como puede ser la energía. La transformación del BCE, la creación de una agencia de rating europea que evite las fluctuaciones y la persecución del fraude fiscal constituyen algunas de sus propuestas económicas. Asimismo se plantea un sistema fiscal adaptado a las necesidades de los estados con un tipo super reducido para atender las necesidades básicas, y un gravamen superior para los productos de lujo. Se plantea además la recuperación del Impuesto de Patrimonio.

Para Podemos es necesario invertir en I+D+i para lo que se plantea, la reducción del gasto militar. Así, se podría cambiar el modelo productivo para generar nuevas inversiones, y por tanto puestos de trabajo. Muchas de las reivindicaciones del movimiento 15M han sido recogidas en el programa de la formación política. Así se aboga por el impulso de las Iniciativas Legislativas Populares, la limitación de los gastos de las campañas electorales, la garantía de las comunicaciones, así como la defensa de los derechos de expresión y asociación, entre otros. Se propone además una legislación que recoja los derechos de seguridad y defensa de las mujeres, gays, transexuales, bisexuales, e intersexuales.

Además, se plantea una legislación que garantice la calidad de los servicios públicos, como educación, vivienda y cultura. Asimismo se promueve la garantía de los derechos reproductivos, al aborto, y la defensa de un sistema de dependencia acorde a las necesidades de los ciudadanos. Por último, se plantea una batería de medidas europeas encaminadas a la protección y solidaridad de los estados miembros, a través de la defensa de la lengua, el desarrollo del mundo rural y la protección natural del medio ambiente y de los animales. Pablo Iglesias no ha aclarado que ocurrirá de salir elegido como Eurodiputado, puesto que “no ha hecho ascos” a la posibilidad de presentarse como candidato a la Presidencia del Gobierno en unas futuras Elecciones Generales.

A todo esto se ha sumado una polémica, surgida por su negativa a suspender los actos de la formación, en campaña, por el asesinato de la Presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Para ello, Iglesias se justificó al asegurar que otras formaciones no harían lo propio si se tratara de “un suicidio por desahucio”. La frase fue muy criticada por algunos sectores. Por último cabe reseñar que su formación apoyará al candidato del Partido de la Izquierda Europea, Alex Tsiripas, al igual que hará, por ejemplo, IU, por lo que muchos electores podrían no encontrar muchas diferencias entre ambas formaciones. Tendremos que esperar hasta el domingo por la noche para conocer si la formación ha logrado convencer a los ciudadanos de izquierdas, que pueden ver en Podemos una alternativa nueva, y por tanto un acicate contra la abstención. Desde luego que muchos de sus votos provendrán de los descontentos de PSOE e IU. Mi apuesta es que obtendrán un representante, aunque todo depende de las urnas.

VOX 

VOX

Alejo Vidal-Quadras ha emprendido con VOX su proyecto personal, una vez desvinculado del Partido Popular. Con una amplia experiencia política, el candidato y su equipo se presentan como una alternativa a la derecha tradicional. Las encuestas no les son favorables, aunque sí que es cierto que algunas les han augurado la posibilidad de obtener un representante en los comicios del domingo. VOX recoge algunos de los preceptos de UPyD, como la centralización del Estado, con lo que al igual que Podemos e IU, los ciudadanos podrían decantarse “por lo que ya conocen”. La formación propone una reforma del sistema vigente que contribuya a una equiparación territorial en España, y por ende en Europa.

Desde la formación política han sabido utilizar, en la campaña electoral, las redes sociales. Si bien, sobre todo, más que presentar propuestas se han dado a conocer y por tanto, se han posicionado en el panorama político. Las propuestas económicas centran el programa de VOX de cara a los comicios europeos. Desde la formación política apuestan por la creación de una unión monetaria y económica real, en la que la defensa del euro, la unión bancaria y la lucha contra los paraísos fiscales, sean la base de un nuevo modelo. Para ello, la formación liderada por Quadras aboga por una reforma del mercado interior para procurar la movilidad voluntaria de los jóvenes, los empresarios y los trabajadores.

Así las cosas, VOX plantea que la Comisión Europea utilice los instrumentos a su alcance para lograr una armonización entre Estados. Además, se solicita el impulso de una normativa común de compraventa. Asimismo, VOX aboga por acuerdos bilaterales y multilaterales en materia de libre comercio, y por el impulso del I+D, a través de la aportación del tres por ciento del PIB por parte de los Estados Miembros. Si seguimos con el repaso a las propuestas económicas de la formación, nos encontramos con una apuesta por el sector industrial a través de la reducción de las cargas administrativas, la concesión de créditos y la protección frente a terceros países. Asimismo se plantea una apuesta por la creación de empleo, en especial para los jóvenes, a través de, por ejemplo, la economía digital.

También se propone la formación práctica en empresas europeas, así como la potenciación de las habilidades de los desempleados para que puedan reinsertarse en el mercado laboral. En materia educativa se aboga por el “derecho a decidir de los padres”, y en materia familiar se apuesta por una conciliación con el ámbito laboral y una “defensa de la vida”, con lo que se posicionan contra el aborto. En VOX plantean una nueva reforma de las pensiones adaptando la edad de jubilación a la situación demográfica, así como una reestructuración de las administraciones públicas, para lo que no dudan en plantear la supresión de las Comunidades Autónomas, como método, para entre otras cosas “reducir la corrupción”. En materia energética se plantea la necesidad de reducir la dependencia de los Estados, con un nuevo sistema transfronterizo. Asimismo se contempla la aprobación de un acuerdo internacional post Kioto, que reduzca emisiones, pero a nivel global, aunque éste, estará condicionado. Se prima pues el mantenimiento de las empresas a la lucha contra el cambio climático.

En otro orden de cosas se plantea una apuesta por la agricultura y la pesca, a través de unas ayudas justas, y que primen realmente la producción. En materia de inmigración se apuesta por una mayor protección  de las fronteras, la lucha contra la ilegalidad en este terreno, y la urgencia de “equilibrar la inmigración legal con las necesidades del mercado de trabajo”. Por tanto, se plantea la limitación de entrada de inmigrantes de fuera de la UE que acudan a trabajar, si las necesidades de “los comunitarios” así lo requieren. Por último, VOX apuesta por una mayor cooperación con otros actores como China, Japón o Estados Unidos, entre otros. Además se solicita la puesta en marcha de una política de seguridad creíblecon la creación de un Cuartel General Operativo.

En los últimos puntos de su programa electoral se recogen aspectos como una menor regulación dentro de la UE, una mayor cohesión y cambios dentro de la Comisión para agilizar sus decisiones. VOX ha centrado sus mensajes de campaña en sus potenciales votantes y contraponiendo sus ideas, según aseguran: claras, al resto de formaciones que pueden competir con ellos; en este caso el PP, Ciudadanos y UPyD. Para ello, no han dudado en atacar, lo que ellos consideran una indefinición en varios aspectos como el aborto o la territorialidad del Estado. Cabe reseñar, en este punto, que su líder ha sido miembro del Partido Popular hasta enero de este año, cuando se dio de baja al manifestar su desacuerdo con Rajoy en materia antiterrorista, independentista e impositiva.

Si bien es cierto, como he dicho anteriormente que VOX ha desarrollado una buena campaña en las redes sociales, dándose a conocer e introduciendo algunos de sus principales mensajes, no lo es menos, que otras formaciones como por ejemplo, UPyD y Ciudadanos están en una mejor disposición para recoger los votos de desencanto o incluso captar nuevos apoyos. Por todo ello, creo que pese a poder consolidarse, a futuro, como una opción de derechas, lo tendrán difícil para obtener representación en los comicios europeos de este domingo. No obstante, y como he manifestado anteriormente, todo depende de los electores.   Cristian Delgado es periodista en la Cadena SER. Twitter: @crisda9delgado