Mensajes

mejor eficacia y democracia

Se ha producido una inmensa transferencia de poderes a la UE como respuesta a la crisis económica de la eurozona. Pero si algo se ha demostrado durante estos años es que los Estados son incapaces de solventar los problemas por sí solos. Se necesitan instituciones con altitud de miras y capaces de tomar las decisiones. Queremos que las decisiones las tome una institución que intente velar por el interés europeo, sí, pero debe ser una institución que los ciudadanos hayan legitimado previamente. Solo así tendrá el poder y la fuerza de enfrentarse a los intereses de los gobiernos nacionales. Con líderes europeos fuertes elegidos por todos, es más difícil que un solo gobierno imponga sus intereses sobre los demás. Esto, no obstante, no se podrá lograr sin demandar de la Unión Europea una mayor transparencia y rendición de cuentas efectiva de cara al ciudadano.

mejor política exterior

Europa debe hablar de una vez por todas con una sola voz en el mundo. Muchos de los problemas que llenan los titulares de los medios de comunicación ya no entienden de fronteras nacionales y, por tanto, necesitan ser tratados a nivel europeo. Para que esto ocurra de manera exitosa, Europa no puede ser un coro de voces que a veces incluso se contradicen. Necesitamos una política exterior común fuerte que defienda como los intereses de todos. El mundo está cambiando a un ritmo incesante y Europa será cada vez menos relevante si no es capaz de dejar a un lado sus diferencias nacionales para hacer frente a los retos de una forma cohesionada. Un ejemplo muy evidente de esto es la crisis migratoria. Se debe avanzar en una mayor integración de la gestión de fronteras, con unos criterios comunes de acogida de refugiados que vaya más allá de las competencias actuales de FRONTEX.

mejor gasto

El presupuesto del que dispone la Unión Europea no alcanza ni tan siquiera el 1% del PIB europeo. Es decir, sólo una mínima parte de nuestra riqueza se invierte realmente en hacer que Europa funcione y dé solución a nuestros problemas. A veces, incluso lo poco que se invierte se hace con un enfoque erróneo. Por ello, una #MejorEuropa es también aquella que clarifica de qué forma gasta sus recursos y que, por supuesto, exige a sus empleados que aporten su parte a esos recursos mediante la recaudación de impuestos.

mejor calidad de vida

La Unión Europea es el espacio con los estándares de vida más altos del mundo. Vivir en Europa es vivir de acuerdo a unos principios y con unas determinadas obligaciones, pero también es poder disfrutar de servicios y prestaciones a cambio. El empleo, la educación, los servicios sociales o la asistencia sanitaria son temas que también deben tratarse desde una óptica europea, especialmente cuando los ciudadanos europeos disfrutamos de libertad de movimiento. Así, debemos ser conscientes tanto de lo que pagamos como europeos como de las prestaciones que recibimos a cambio, por eso queremos una armonización de derechos sociales y una verdadera unión fiscal.

mejor libertad y seguridad

Nos corresponde a nosotros, y solo a nosotros, defender nuestros derechos como ciudadanos europeos. La libre circulación, una línea roja a la que nunca renunciaremos, es uno de los mejores ejemplos. Al mismo tiempo, también necesitamos que nos defiendan a nosotros, puesto que no existen derechos y libertades sin una Europa estable y segura. Por ello, debemos avanzar hacia la creación de un ejército común europeo que responda ante intereses comunes de la Unión Europea. Su labor no sólo sería la de proteger nuestra calidad de vida, sino también la de mejorar la de quienes viven más allá de nuestro continente.