¿Nuestro objetivo? Una #MejorEuropa

Con Copia a Europa (CC/ Europa) es proyecto liderado por un grupo de más de 20 jóvenes provenientes de diferentes ámbitos laborales, con distintos estudios e ideologías pero con un sentimiento común: el europeísmo crítico.

Para la generación de nuestros padres y nuestros abuelos, la mera existencia de la Unión Europea era un objetivo en sí mismo. Para ellos, era la garantía de paz, prosperidad y libertad. Nosotros lo damos por sentado, y por eso queremos seguir adelante. Además de existir, la UE tiene que ser eficaz. Hemos nacido y crecido en la Europa, la hemos disfrutado viajando sin fronteras ni pasaportes. Tenemos amigos europeos con los que hablamos a diario por las redes sociales.

Con Copia a Europa nace con el objetivo de llenar ese vacío en el debate público español sobre la UE. La Unión Europea, hasta ahora, ha sido aburrida y lejana, tratada desde una óptica conformista y naíf. El debate, además, ha estado siempre sesgado por el nacionalismo y el desconocimiento.

Creemos, sin embargo, que la legítima crítica social hacia la UE tiene un componente enorme de insatisfacción. Es decir, es la expresión de un deseo: que la Unión Europea funcione y resuelva nuestros problemas, en contra de las visiones nacionalistas que vemos reflejadas en demasiadas ocasiones en nuestros políticos, cegados por intereses cortoplacistas que, al final, terminan provocando desafección en la ciudadanía.

Los miembros de Con Copia a Europa, como gran parte de la juventud española, compartimos esta crítica. No queremos aceptar sin más lo que viene desde Bruselas. Pero no, tampoco queremos destruirla. Todo lo contrario contrario, de hecho. Lo que queremos es una Europa verdaderamente eficaz y democrática, y sabemos que solo se puede conseguir si los ciudadanos se involucran de verdad en el proyecto. Esta reflexión tiene dos vertientes:

  1. Primera generación europeizada: hay elementos generacionales que nos hacen ver Europa y el mundo de forma diferente a las generaciones anteriores. Hemos crecido en democracia, en un continente seguro y en el que el acceso a las nuevas tecnologías vertebra nuestro día a día. El cambio es un calibre tal que se ha transformado todo. Entendemos que muchos de nuestros problemas superan fronteras y son cada vez más europeos y globales, por tanto necesitan de esa respuesta europea y global.
  1. Europeísmo crítico: no nos conformamos con una Europa que decide el futuro de sus ciudadanos a puerta cerrada y sin involucrar a los ciudadanos. La simple cooperación entre Estados para tomar decisiones solo parece haber agravado los problemas. Necesitamos instituciones que rindan cuentas ante los ciudadanos. La UE no puede aumentar sus poderes y a la vez seguir actuando de forma tecnocrática y alejada de la gente, como ha sucedido a lo largo de la crisis económica. El mantra del ‘Más Europa’ ya no funciona. La UE debe ser mejor, y para serlo, no puede sino hacerlo por la vía de más democracia. Basta de ‘más Europa’. Pongamos sobre la mesa la ‘mejor Europa’.